El presidente Barack Obama anunció durante una breve rueda de prensa en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca que el acuerdo mundial para enfrentar el cambio climático, el Acuerdo de París, había obtenido suficientes firmas para entrar en vigor. “Esto nos da la mejor oportunidad posible para salvar el único planeta que tenemos”, dijo Obama.

El Acuerdo de París es una clara muestra de los límites de la diplomacia. Frente a una amenaza mundial de proporciones prácticamente inimaginables, lo mejor que los países del mundo pudieron lograr fue un acuerdo voluntario. En un intento por limitar el aumento de la temperatura promedio del planeta en 1,5º Celsius sobre los niveles anteriores a la era industrial, o en su defecto, limitar ese aumento a 2º Celsius, el acuerdo contempla un sistema de seguimiento y evaluación por parte de todos los países. Según dijo Obama: “Esto ayudará a otros países a reducir sus peligrosas emisiones de carbono progresivamente y establecerá límites más ambiciosos a medida que se vayan produciendo avances tecnológicos, todo en el marco de un fuerte sistema de transparencia que permite a cada país evaluar el progreso de todos los demás países”.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario